.

Oscar Todtmann Editores presenta “El cuarto de los temblores” de Jacqueline Goldberg

Ya en imprenta, Jacqueline Goldberg pensó impedir que se publicara. Temió la desnudez definitiva. Y es que El cuarto de los temblores, publicado por Oscar Todtmann Editores, es su libro más íntimo, confesional, personal y arriesgado. Ninguno antes, en su vasta bibliografía, alcanza el tono de éste: rotundo, incisivo e impactante.

El cuarto de los temblores es también el libro más transgenérico de Goldberg. O como ella misma dice, des-generado. Con fragmentos de inmensa carga poética, se aproxima con igual fuerza a la narrativa, al ensayo, la autoficción, la autobiografía, el cuaderno de notas, la crónica y un género aún más mestizo que procura dar cuenta de la narrativa del paciente clínico.

Todo gira en torno al temblor. En sus páginas hay textos que hablan en primera persona de la enfermedad, reflexiones sobre libros y temblores ajenos, crónicas, entrevistas a terceros, citas de filósofos, poetas, boleristas y hasta raperos. Casi todo cuanto tiembla halla noticias en estas reflexiones que demoraron una década en tomar forma y ahora publicadas bajo el sello de Oscar Todtmann Editores.

Jacqueline Goldberg tiembla. Lo hace desde la infancia. Quienes la conocen o la han visto, saben del sismo constante de sus manos. Lo suyo ha sido diagnosticado como una enfermedad rara o huérfana, de esas que no tienen cura sino ratos de sosiego. Escribir sobre ella ha sido uno más de sus intentos por salvaguardarse de la intemperie.

««Temblar, para Jacqueline, es descubrir, mirar por la grieta donde la realidad deja de ser una cosa sólida para convertirse en una vibración que estalla y reconstruye revelaciones y equilibrios. Desde la niñez, desde el miedo, desde la valentía, desde el amor. Desde la palabra. Porque, así como con la vida, así también con la literatura. Jacqueline Goldberg tiene rato llevando sus temblores a los géneros. En este caso, ha movido sus placas y ha desplazado la poesía y la narrativa y el ensayo y la escritura biográfica. El deslizamiento hizo nacer un texto que es un magnífico estremecimiento de las formas», señala el escritor venezolano Fedosy Santaella desde las tapas de este libro.

El escritor mexicano Mario Bellatin expresa asimismo que la escritura en Goldberg es ya en sí misma una enfermedad: «Crearle una genealogía es la prueba de que no es una más, sino su propia esencia. Estamos tan enfermos que sólo nos queda colocar una palabra detrás de otra con el único fin de agravarla a nuestro favor. Jacqueline Goldberg, con este libro, busca su propia manera de insertarse a una escritura de letanías que desde tiempos inmemoriales ha tratado de develar los misterios que nos acompañan».

La presentación

El cuarto de los temblores será presentado el domingo 1ero de julio a las 11 a.m. en una íntima y grata conversación entre la autora y tres brillantes mujeres: Ana Teresa Torres, escritora, psicoanalista y Miembro de la Academia Venezolana de la Lengua; Albor Rodríguez, periodista, escritora y creadora del portal «La vida de nos»; y Naky Soto, escritora y analista política.

El evento tendrá lugar en la biblioteca de la emblemática Escuela de Enfermería de la UCV, situada en la Av. Principal de Sebucán (Av. Miguel Otero Silva), que cuenta con estacionamiento vigilado y enfrente parada UCV de la ruta 111 del Metrobus.

#ElCuartoDeLosTemblores

@jacgoldberg

@oteditores

Comentarios

comentarios

Soy una combinación de muchas cosas, pero la más sobresaliente es mi ambición.